martes, agosto 01, 2006

El Benny

Profesionalidad, rigor, y mucho corazón es lo que más se aprecia en la película cubana El Benny la que al decir de su director no es un musical convencional, ni una película lineal y cronológica.

Es un largometraje de ficción cuyo gran reto ha sido lograr la resurrección de la Cuba de los años 40 y 50, así como la música del Benny en otra voz, pues sus grabaciones monofónicas y tecnologías de otra época, no tienen la calidad necesaria para esta película en nuestros tiempos

Al Benny lo interpreta el actor Renny Arozarena, quien se vio en la necesidad de adelgazar y estudiar psicológica y físicamente al músico. Su actuación es bien convincente y tan fuertemente lograda, que en poco tiempo el espectador se olvida del casi ningún parecido entre este hombre y el que representa, porque no se parece en nada físicamente al Bárbaro del Ritmo, a quien interpreta y dobla.

Durante las dos horas que dura El Benny se precia una impecable factura musical, se aprecia que fue un hombre talentoso y con una voz mágica, sensual, maravillosa, a pesar de haber sido un sencillo campesino autodidacta desgarrado por su fuerte adicción al alcohol. En la película se escuchan 42 temas musicales y se refleja el delirio que el Benny provocaba en las multitudes de admiradores.

No es en realidad una película biográfica, narra una historia que empieza cuando Benny Moré acababa de llegar de México ya dentro de la cosecha de la fama mundial.

La línea argumental nos lleva a un Benny que se ve ante la disyuntiva de navegar entre su música, la que siempre le salió impulsada por litros de ron y aguardiente, y la necesidad de ponerle freno a las borracheras constantes para poder estar junto a la mujer amada o para no morir, como lamentablemente sucedió.

El personaje está tomado a discreción con la intención de montarnos una colorida ficción, con matices costumbristas y cuadros llenos de música potente, de bares, neón, luces rojas y mucha diversión, tal como era La Habana que vivió Benny Moré.

Aparecen las calles atestadas de gente y la vida nocturna de gozo, cantinas y casinos; en esta ciudad que también llevaba a cabo discretamente su lucha contra los métodos represivos y dictatoriales de Fulgencio Batista. De repente surge en medio de la pantalla aquel Benny con sus pantalones amplios de estilo chuchero, sus impecables camisas blancas, los zapatos de dos tonos, el sombrero alón y el inseparable bastón marcando el compás frente a su banda y dando pasillos con aquel estilo inconfundible e irrepetible.

El Benny, nos canta una y otra vez en la voz del trovador santiaguero Juan Manuel Villi, cuyo timbre sorprende por su riqueza melódica y por el parecido al del Benny porque ninguno de los temas tiene el sonido original del ídolo.

Los cortes cronológicos son los detalles menos logrados del filme, no siempre afortunados a la hora de darnos una idea de la historia de Benny Moré y un manejo a veces liviano de su drama personal, pero ello no la desmerita al ser valorada como una obra poderosamente sensible y perfeccionista.

Los rutilantes escenarios con la figura del Benny, los bailadores y la vida nocturna habanera de a mediados del pasado siglo cubren las expectativas del más exigente de los espectadores.

Mucho sonará aún esta película que la “cinematografía musical cubana debía al Benny”, al decir de una amigo.

2 comentarios:

Orlando dijo...

THE WHITE HOUSE

Office of the Press Secretary

(McAllen, Texas)

For Immediate Release August 3, 2006

STATEMENT BY THE PRESIDENT

The United States is actively monitoring the situation in Cuba following the announcement of a transfer of power. At this time of uncertainty in Cuba, one thing is clear: The United States is absolutely committed to supporting the Cuban people’s aspirations for democracy and freedom. We have repeatedly said that the Cuban people deserve to live in freedom. I encourage all democratic nations to unite in support of the right of the Cuban people to define a democratic future for their country. I urge the Cuban people to work for democratic change on the island. We will support you in your effort to build a transitional government in Cuba committed to democracy, and we will take note of those, in the current Cuban regime, who obstruct your desire for a free Cuba. In the event of a transition in the Cuban government, we stand ready to provide humanitarian assistance as needed to help the Cuban people. It has long been the hope of the United States to have a free, independent, and democratic Cuba as a close friend and neighbor. In achieving this, the Cuban people can count on the full and unconditional support of the United States.

En español:


DECLARACIÓN DEL PRESIDENTE

Estados Unidos está observando atentamente la situación en Cuba a raíz del anuncio de una transferencia de poder. En estos momentos de incertidumbre en Cuba, una cosa queda clara: Estados Unidos está totalmente comprometido en su apoyo a las aspiraciones de democracia y libertad del pueblo cubano. Hemos dicho repetidas veces que el pueblo cubano merece vivir en libertad. Quiero animar a todas las naciones democráticas a unirse en el apoyo al derecho del pueblo cubano de definir un futuro democrático para su país. Exhorto al pueblo cubano a trabajar para un cambio democrático en la isla. Vamos a apoyarlos en sus esfuerzos para construir un gobierno de transición en una Cuba comprometida con la democracia y tomaremos nota de aquéllos, en el actual régimen cubano, que obstruyen sus deseos de una Cuba en libertad. En el caso de una transición en el gobierno cubano, estamos listos para proporcionar la asistencia humanitaria que se necesite para ayudar al pueblo cubano. Desde hace muchos años Estados Unidos tiene la esperanza de tener a una Cuba democrática, independiente y libre, como una buena amiga y vecina. Para lograr esto, el pueblo cubano puede contar con el apoyo total e incondicional de Estados Unidos.

Luima dijo...

orlando .Cuba es de los cubanos , y no de los que se fueron , cuba es de los que se quedaron alla okey.